MENU

Valladolid, capital de la Corte

Toro

Fin de semana enoturístico en Toro

joana-saldon

Por

Joana Saldón

del blog

Mamás Viajeras

"Primero periodista. Después reportera de televisión. Pero, por encima de todo, madre viajera, el mejor trabajo del mundo"

Recorriendo una mágica Cantabria

Tierra de montañas verdes, clima suave, pueblos con encanto y playas infinitas… no se me ocurre un destino más apropiado para ir con los niños en verano que Cantabria. Aquí todo son ventajas: en pocas provincias de España tendrás tanta playa sin gente para ti como en estas. El clima siempre es benigno: hay días nublados sí, pero los días con sol son un lujo, sin calor agobiante y con una luz preciosa en el cielo. Cantabria tiene tantos planes para los niños que los que vamos a menudo recomendamos el destino sin dudarlo. Siempre hay algo nuevo que hacer. Pero si esta es tu primera visita mis propuestas estrella son estas.

Cabárceno

Es uno de los mejores planes para niños de la zona así que si estás con tus hijos en Cantabria no te lo pierdas. Situado a sólo 17 kilómetros de Santander tiene 750 hectáreas de animales en estado de semi libertad y para recorrer el parque hay que desplazarse en coche, como si estuviésemos de Safari. Eso concede una gran ventaja: puedes disfrutar el parque a tu ritmo y ver a los animales en un entorno muy parecido a su hábitat real. Sus espacios y animales son impresionantes. Tienen más de un centenar de especies de los cinco continenentes. Elefantes, leones, dromedarios, guepardos, jirafas…  

No te pierdas el show de las aves. Además cuenta con restaurantes si quieres comer dentro de parque.

Cantábria

Jirafas en Cabárceno

Santander. Palacio de la Magdalena y Zoo

Es uno de los lugares más completos y con más encanto de la ciudad. En un mismo punto tienes playa, parque, zoo, tren y Palacio. La entrada es gratuita y se puede llegar cómodamente en autobús urbano. Sin duda es un plan perfecto para pasar una tarde divertida con los pequeños de la familia.

En la misma entrada tienes el típico trenecito que te da una vuelta por todo el recinto y te van contando curiosidades del parque y el Palacio. A mis hijos les encantó porque a ellos todo lo que sea montarse en un medio de transporte les parece siempre un planazo. Si vas con niños pequeños, el tren es una opción interesante porque el Real Sitio es grande: 28 hectáreas y de esta forma puedes conocer todo sin que los pequeños se cansen.

[ninja_forms id=5]

El minizoo es exactamente eso, “mini”:  tiene pocos animales pero a los niños les hace gracia ver a los leones marinos y a los pingüinos. Y sin duda esto es parada obligada del plan. Si te cuadra haz tiempo y disfruta del atardecer allí, es un punto precioso para ver bajar el sol con Santander de fondo.

Cantábria

Una tarde perfecta en Cantábria

Playas infinitas: Tregandín, en Noja

Tregandín es una de mis playas preferidas y todos los años vuelvo. Encontrarse en pleno agosto con una playa no masificada es un lujo de los buenos. Su paisaje lunar es una imagen inconfundible. Dotada con la bandera azul y la Q de calidad turística es una playa familiar en la que los niños disfrutarán muchísimo. Cuando baja la marea, deja al descubierto pequeños islotes de piedras en los que los niños se lo pasan bomba cogiendo cangrejos y pescando. El mar en esta zona está limpio y cristalino y los niños pueden jugar y bañarse en la orilla sin que les cubra. No olvides la red y el cubo porque otra idea divertida es pasarse un buen rato viendo qué pescas con la red.

El paisaje que la rodea, bosque y montaña, le añade romanticismo y la convierte en una de las playas más singulares de nuestro país. Tiene todos los servicios: duchas, restaurantes cerca, servicio de hamacas, escuela de surf y en verano ponen hasta una biblioplaya.

Cantábria

Tregandín

Aprender a hacer surf en Berria

Otra de mis playas preferidas es la de Berria, en Santoña, una playa idílica por su arena, su mar y su paisaje. Dos kilómetros de longitud en los que caminar y jugar con tus hijos será una delicia. Pero sin duda la actividad estrella para los pequeños de esta playa es aprender a hacer surf. Al tener fondo de arena y ser una playa abierta, es perfecta para comenzar en este deporte: las olas son largas y puedes empezar poco a poco sin tener nivel. Hay varias escuelas de surf muy famosas así que no te costará conseguir plaza.

Cantábria

Surf en Berria

Forestal Park

En vacaciones apetece hacer cosas diferentes con los niños. Y lanzarse por una tirolina de 200 metros entre árboles puede ser una de ellas, ¿no te parece? Un chute de adrenalina y risas en familia es lo que propone este parque de aventura situado muy cerca de las playas del Sardinero. Pon a tus hijos como excusa y disfruta tú también tanto o más de sentirte como Tarzán: lanzarse al vacío a toda velocidad es casi como volar o flotar. El parque tiene varios circuitos distribuidos por edades y alturas. Se exige un mínimo de 6 años o 1,10 m para hacer los más sencillos. Pasarelas, puentes tibetanos y escaleras de cuerda harán que los pequeños de la familia pongan a prueba su equilibrio y su destreza.

Cantábria

Forestal Park

Visitas culturales: Santillana del Mar

La villa de las tres mentiras: ni es santa, ni es llana ni tiene mar. Es uno de los pueblos más bonitos y mejor cuidados de Cantabria, parece de cuento, y recorrerlo es como retroceder en el tiempo muchos años. Si el norte te despierta con un día nublado no dudes en poner rumbo a Santillana y pasar el día allí. Es una delicia pasear y comprar en sus tiendas de productos típicos.

¿Cómo canjeó sus 50.000 puntos Membership Rewards?

  • Comida: 6.000 puntos Membership Rewards
  • Transporte: 11.200 puntos Membership Rewards
  • Alojamiento: 32.800 puntos Membership Rewards

Datos de interés para el viajero frecuente

Comparte este artículo con el hashtag #Latitudamex: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Google+
Google+

Etiquetas: , ,

Los comentarios están cerrados.

Advertisement