Eva y Carmelo – Personas

A Chent’annos, cun salude! Los diez secretos de la longevidad sarda

Experiencias Japón

Una de las razones por las que elegimos Cerdeña para realizar nuestro viaje de #BlogueroGold fue ir a la búsqueda del secreto mejor guardado de los sardos. ¿Una fórmula matemática? ¿Las reliquias del Santo Grial? ¿Los escenarios de la última novela de Dan Brown? no, nada que ver con todo esto. Hemos viajado más de dos mil kilómetros para conocer el porqué de los excelentes niveles de longevidad de la isla.

¿Qué hace posible que esta isla mediterránea tenga la segunda mayor concentración de centenarios del mundo? La búsqueda en pos de esta curiosidad supuso la puesta en marcha de un viaje que nos llevó hasta el corazón de la Cerdeña, a pueblos, aldeas y localidades poco turísticas donde las carreteras parecen creadas para asustar al visitante y no para atraerlo, posiblemente con la intención de salvaguardar su más preciado tesoro.

A principios de siglo, el periodista Dan Buettner llevó a cabo una investigación sobre los lugares con mayor densidad de centenarios del mundo, a los que posteriormente nombró como Zonas Azules del Planeta. Un total de cinco zonas consiguieron tal apelativo entre ellas Okinawa en Japón y Cerdeña en Italia.

Personas Cerdeña

Cena grupal

Tras varios días de road trip por la costa oeste de la isla pusimos rumbo a la provincia de Nuoro para vivir una experiencia humana inolvidable gracias a Alda y Emanuele, la pareja responsable del Bed and Breakfast Funtanedda de Teti, localidad donde nos alojamos durante cuatro días.

Casualidades del destino o no, Alda proviene de una familia de longevos. Tras detectar nuestra curiosidad sobre el tema, no duda en desvelarnos poco a poco el preciado secreto junto a una botella de Ichnusa (cerveza sarda), unos chupitos de MelArdente, pan Carasau y queso pecorino.

Personas Cerdeña

Elaboración de sus productos

Enseguida caemos rendidos a su atractiva conversación e historias. No perdemos ni un detalle. Mientras, Emanuele inunda la estancia con música de Andrea Parodi uno de los cantautores sardos más conocidos. A partir de ese momento la canción “Non photo reposare” se convierte en la banda sonora de nuestro periplo sardo igual que se convirtió en un himno de este pueblo. ¡Qué buen plan para el viernes noche!

Con cada nueva copa brindamos con el saludo que se intercambian en las fiestas locales A Chent’annos, cun salude! (¡hasta los cien años con salud!) ¿Este es el secreto de la longevidad? le preguntamos a Alda, ella ríe. Puede ser, nos contesta, pero llegar hasta los cien años con salud es una suma de razones.

Las diez claves de la longevidad sarda

1- Vive lento, muere viejo. Nada de estrés ni de prisas.

2- Comer vegetales, sobre todo legumbres. En la dieta de los longevos hay poca carne y mucho producto cultivado en sus propias huertas.

3- Tener un propósito de vida. A pesar de la edad, levantarse con ganas de vivir intensamente un nuevo día. Superar las adversidades con estoicismo. “Vive el presente”

4- Una copa de vino al día en buena compañía.

5- Hacer ejercicio diario, que en el caso de los lugareños consiste en trabajar sus huertas, hacer el propio pan en casa, ir a pie a todos los lados. Los ancianos por aquí se ríen de la extraña obsesión por el running. Las empinadas cuestas de los pueblos de la zona son el mejor gimnasio a cielo abierto que existe.

Personas Cerdeña

Vida en comunidad

6- Ambiente social cercano y vida en comunidad. En Cerdeña los ancianos no se sienten solos ya que siempre están atendidos o acompañados por la familia o los vecinos. Aquí no tienen sentido las residencias ni los asilos ya que la gente mayor vive en sus casas y no se sienten abandonados ni en soledad. Tener un nono (abuelo) en la familia es todo un honor.

7- Comer poco, justo lo necesario para saciar el hambre. El concepto se repite en Japón donde existe la regla del 80% que consiste en dejar de comer cuando tu estómago ha llegado a esa proporción.

8- Amar, querer a quienes te rodean y tratarlos con cariño. Compartir buenos momentos y disfrutar del grupo.

9- Mucho verde, poca gente por la calle y un buen aire para respirar. El lugar donde se vive, las condiciones medio ambientales y la calidad de los recursos naturales son un factor importante. En general no se usan los medicamentos y la visita al médico es algo anecdótico.

10- El último lo añadimos nosotros. Estamos seguros de que desear a otras personas que vivan hasta los cien años con salud repercute en su buen estado de ánimo y ayuda para la longevidad.

A lo largo de la ruta por la provincia de Nuoro hemos visto repetidas cada una de estas razones en la mayoría de sus habitantes, sobre todo en los de mediana edad hacia arriba.

El viaje a Cerdeña ha tenido un absoluto protagonista, las personas. A lo largo de quince días hemos vivido momentos únicos en los que casi siempre hemos estado acompañados, desde el responsable de una cooperativa de vinos, hasta la artesana que cose a manos los trajes típicos locales. Desde la responsable del Museo de Cabras a la cocinera de la taberna típica en Tharros.

2017-07-17T09:14:41+00:00
banner_2
Volver a finalistas
Ir a Votaciones