Miryam Tejada – Gastronomía

Carne o pescado ¿Por qué elegir?

Gastronomía Islandia

En mis andaduras por el mundo la gastronomía local o tradicional, llámala X, tiene que estar presente. Es una condición sine qua non. Y es que viajar con un jefe de cocina algo positivo tenía que tener 😉

Gastronomía Islandia

Los supermercado muestran una pizca de la gastronomía que degustarás en el país

Nuestra máxima, allá donde quiera que vayamos, es visitar los mercados locales y los supermercados de pueblo, pues ambos establecimientos dejan entre ver la riqueza y variedad culinaria del país. Es interesante curiosear los productos frescos, saber cómo los trabajan, conocer las marcas alimenticias nacionales y ver los envases de comida rápida o de oficina, tal y cómo denomino yo a los precocinados.

Así que, realizado e inspeccionado este combinado gastronómico hemos caído en la cuenta que la cultura culinaria islandesa tiene una particularidad. ¿Cuál?

En Islandia la historia gastronómica no es variada 

Que nadie se asuste con el títular, pues hemos comido estupendamente. No obstante, el bonito paisaje del que hemos disfrutado no permite cultivar alimentos propios. Islandia es un país que tiene la necesidad de importar, practicamente, toda la fruta y verdura.

Sí que es cierto que se puede plantar, pero siempre que se haga dentro de invernaderos. Estos se alimentan de energía geotérmica y durante el invierno tienen que estar iluminados mediante focos las 24 horas del día.

Carne: hay más ovejas que habitantes 

Los primeros islandeses fueron colonos vikingos en el siglo X. Estos lograron, tras mucho esfuerzo y empeño, cultivar cebada y criar cerdos, vacas y ovejas. Sin embargo, la aparición de la Pequeña Edad de Hielo (siglo XIII), hizo que la ilusión de prosperidad culinaria se viera enturbiada por las bajas temperaturas.

Visto lo visto, la mayoría de la población emigró, pero quienes se quedaron se las tuvieron que apañar. ¡A grandes males, grandes remedios! Sustituyeron el pan, a causa de la escasez de cereal, por musgo y/o algas. ¿Cómo te quedas? A priori puede parecer asquerosillo, pero si no te dicen nada lo pruebas y ni te enteras.

Tortillas panameñas en el desayuno

Los islandeses saben como preparar un buen cordero

Los animales también, a consecuencia del frío, pasaron sus penurias. De hecho, el animal que fue capaz de resistir fue, y sigue siendo, la oveja. Tanto a resistido que en Islandia hay más ovejas, 600.000 concretamente, que habitantes (300.000). Así que, a los vecinos del lugar no les quedó más remedio que sobrevivir a base de ovejas. En la actualidad, los islandeses comen cabezas de oveja hervidas, sus ojos –esto debe de ser un manjar, yo no lo he probado-, los testículos de cordero y un largo etcétera.

Además, cuando hablamos de carne tenemos que mencionar que en época de caza es muy habitual consumir renos en guisos y estofados. Estos animalicos dan más pena comérselos, ¿no? Los relaciono con Santa Klaus, la navidad, etc. No sé, serán cosas mías.

Pescados: en cocina todos valen

Uff, el tema pescado es más complicado. Sí que es cierto que el mar islandés siempre ha sido muy rico y bravo. El problema ha sido la conservación del mismo tras su captura.

Tortillas panameñas en el desayuno

La mayor parte de los islandeses viven de la pesca

La falta de combustible hizo que fuese muy difícil conservar el pescado mediante el salazón y el ahumado. Por lo que recurrieron al secado, ya que las condiciones climáticas eran, y son, las idóneas. Esta técnica consiste en extraer el agua de los alimentos, lo que inhibe la proliferación de microorganismos y dificulta la putrefacción.

De hecho, al Sur del país hay varios secaderos de pescado que puedes visitar. Aviso: huele bastante mal cuando sales del coche y la estampa es un poco tétrica.

Están alojados en una estructura muy rudimentaria y parece como si no tuvieran dueño. Pueden pasar meses secándose hasta que llegan al consumidor, muchas veces, en forma de snack (compramos varios paquetes para degustarlos con nuestras amistades en Barcelona).

Tortillas panameñas en el desayuno

Para cenar un plato liguero “bacalao con cigalas”

La historia del bacalao islandés

La mayor captura en estos mares es la del bacalao. Hace años, debido al agotamiento de caladeros en la península ibérica los pescadores recurrieron a las frías aguas de Islandia para abastecerse. Allí enseñaron a sus habitantes sus técnicas de pesca, pues dicen las malas lenguas que sus dotes pesqueras eran recudidas y que a pesar de estar rodeados de mar no sabían nadar (a saber lo que es cierto). Al acudir todos en masa, la economía del país se disparó. De hecho, actualmente, la industria pesquera es uno de los recursos más importantes para la nación.

2017-07-17T09:14:37+00:00
banner_2
Volver a finalistas
Ir a Votaciones