Olga Grijalva – Personas

Historias de polleras, festivales y charlas panameñas

Personas Miami

Un día como panameña en el Festival de la Mejorana

Personas Panamá

Transformándome en panameña

Llegue a Chitré en la mañana con la ilusión de vestirme de pollera para participar en el Festival de la Mejorana, uno de los mas importantes de la región del Azuero. No era la primera vez que vestía el traje típico de un país que visitaba, pero como siempre me entraban los nervios de saber si tal vez luciría muy desentonada, si tal vez no me sentiría a gusto, entre otros miedos que lo asaltan a uno ante lo desconocido.

Todo eso fue desapareciendo conforme la experta en folclor panameño Felicia Picota me iba explicando que era cada cosa que me ponía encima y su significado, comenzando con la pollera que me estaban poniendo. Esta era una pollera “de faena” o sea la versión “del diario” de un traje que es muy llamativo, tanto en esta como en su versión de gala. Tendría la oportunidad de ver la otra versión durante el Festival de la Mejorana en Guararé.

Cuando me dijeron que ya estaba lista me vi en el espejo y solo pude decir ¡WOW!, ¡parecía toda una panameña!

 

Personas Panamá

Lista para el festival

Enseguida Mily de Qtarras tours fue la encargada de llevarme al Festival de la Mejorana en donde “me colé” con la gente que desfilaba. Me tocó estar en un grupo que estaba detrás de una de las treinta y tantas carretas que desfilaban, conformado por niñas y sus madres, todas empolleradas (o sea vestidas con la pollera). Ahí estábamos, bailando al ritmo de la música que tocaban, moviendo nuestras enormes faldas de un lado para otro. Sin darnos cuenta un grupo musical se puso delante de nosotros, en eso las mamás gritan que no, que no, que nosotros vamos primero. ¿Que hacemos? Pues nos metemos enfrente de ellos haciendo una fila tipo “trenecito” de lo mas festiva y logramos el objetivo.

En el desfile hablé con personas que cuando me veían pensaban que era panameña pero, normal, cuando abría la boca se daban cuenta que era mexicana ya que mi acento me delata. Me encantó ver sus reacciones, todas positivas (con esto el miedo de lucir desentonada se desvaneció). Nunca olvidaré a un señor que me dijo “gracias por compartir nuestras tradiciones”. Fue muy bonito.

Personas Panamá

Disfrutando del Festival de la Mejorana

Sobre las carretas que desfilaban se podían ver a muchachas con polleras de gala, en la última venía la reina del festival, la cual bailaba y se movía con mucha gracia lidiando con los movimientos del vehículo y el calor. Cuando la vi pensaba que yo no sería capaz de lograrlo y es entendible la razón: se preparan para este momento desde chiquillas. Me di cuenta de eso cuando vi otras carretas donde las protagonistas eran niñas ataviadas con polleras de gala las cuales iban desfilando mostrando una gracia y soltura digna de una reina de festival… en algunos años seguro lo serán.

Platicando con los Embe Quera

Llego a las orillas del río, me subo a una piragua y comienzo a navegar hacia el lugar donde se encuentra la comunidad Emberá Quera, en el camino platico con el chico emberá que venia en la embarcación. Me pregunta de donde soy, le digo que de México. Me contesta, ah es que tengo una amiga de Guadalajara. Le digo que yo soy de una región muy lejos de ahí y que el lugar de donde es su amiga es muy bonito. Seguimos hablando de los campos de plátanos, de las aves y así llegamos hasta su casa.

Personas Panamá

En la comunidad Emberá Quera

Al llegar la gente recibe a los visitantes con música, las mujeres saludan a los que llegan. Después el líder de la comunidad explica a todos la situación que les hizo mudarse de su región de origen, el Darien, aquella selva que divide a Panamá y Colombia.

En eso, un señor de la comunidad empieza a explicarme sobre el uso que le dan a las plantas que ahí crecen y hay de todo: uso medicinal, artesanías, comida, casas y piraguas. Por mi parte le cuento que yo vengo de un lugar en donde todo el verde sin fin se reemplaza por tierra y pocas plantas ya que vengo del desierto. Contrastes, grandes contrastes. Seguimos caminando y llegamos a la escuela. Los niños Emberá cursan hasta el 6to año escolar en la comunidad.

Personas Panamá

Detrás de estas artesanías toda una comunidad

Una maestra viene todos los días y les imparte todas las materias necesarias. Para proseguir sus estudios después tienen que ir y venir de los poblados o ciudades aledañas.

Mas tarde platiqué con el líder, el cual tiene apenas 32 años, me contó que esta haciendo estudios universitarios y no habría podido escoger mejor profesión para la situación en la que esta: Turismo. Me encantó ver como la comunidad transmitía ese espíritu de superación, ellos están conscientes de que tienen un activo muy valioso que es su propia cultura. El turismo y las artesanías les permiten sostenerse y a la vez no permitir que sus tradiciones queden en el olvido.

2017-07-17T09:14:38+00:00
banner_2
Volver a finalistas
Ir a Votaciones