MENU
Viajar en solitario

Viajar solo – Ideas para viajeros solitarios

24 horas en Ciudad del Cabo

24 horas en… Ciudad del Cabo

sydney

24 horas en… Sydney y Melbourne

En esta guía urbana especial «dos por uno», Fiona Brutscher enfrenta a Sydney y Melbourne en una batalla en la cual el recorrido de 24 horas por estas ciudades hará que el viajero pueda disfrutar de las aventuras más emocionantes, enriquecedoras y atractivas en un solo día.

Descubre cómo viajar con la Tarjeta Gold American Express Solicitar ahora

 

Vamos a pasar 24 horas en las antípodas, el Down Under; ahora bien, ¿cuál de las dos ciudades promete hacernos disfrutar de las mejores aventuras en un solo día? Definitivamente la capital no (lo sentimos, Camberra); las ciudades que merecen batirse en duelo por el título de principal metrópolis australiana son Sydney y Melbourne.

Sydney: No cabe duda de que se trata de una auténtica belleza. Basta con pensar en la Australia urbana para que, de forma inmediata, nos vengan a la mente las velas infladas de la Opera House, el arco de acero del Harbour Bridge y los transbordadores de color verde y dorado que surcan las bahías y los muelles de Sydney. Son tantos los iconos australianos, las atracciones de obligada visita y las actividades ineludibles que podemos encontrar en la mayor ciudad del país, que se puede disculpar el hecho de que se piense (aunque seguro que no es el caso del lector) que Sydney es la capital de Australia.

Melbourne: ¿Es Melbourne un icono de Australia? No tanto, pero ¿quién necesita atractivos turísticos mundialmente famosos cuando es más que evidente que la segunda ciudad más grande de Australia es la número uno en muchas otras cosas? Habitualmente elegida como la ciudad más agradable para vivir del mundo, Melbourne siempre consigue dejar a su hermana, más guapa y más grande, en puestos más rezagados en las clasificaciones. Sin lugar a dudas, cualquier lugar en el que valga la pena vivir merece una visita. Es más, durante el trayecto, podríamos hasta aprender algunas de las cosas que consiguen que una ciudad merezca tal calificación.

De la misma manera que hace más de cien años los habitantes de este joven país no conseguían decidirse y nombrar una capital, en la actualidad, los residentes y visitantes siguen estando divididos. ¿Qué ciudad es la más representativa de Australia? Para averiguarlo, comparamos 24 horas en Sydney y Melbourne.

Como en casa

Sydney

Sydney: Si se está en Sydney para ver y ser visto, QT es el lugar en el que conviene hospedarse. Ubicado justo en el centro de la ajetreada Market Street, este establecimiento de diseño combina el encanto del patrimonio cultural australiano con el diseño contemporáneo y detalles únicos que resultan tan divertidos como modernos. Para aquellos que prefieran empezar el recorrido turístico del día sin alejarse del hotel, el Pier One Sydney Harbour ofrece vistas incomparables del Harbour Bridge desde un antiguo embarcadero que figura en la historia del patrimonio nacional. qtsydney.com.aupieronesydneyharbour.com.au

Sydney

Melbourne: En Melbourne todo está relacionado con la cultura, por ello, para entrar en situación, conviene alojarse en uno de los cuatro Art Series Hotels, una cadena hotelera cuyo diseño está inspirado en la obra de varios artistas australianos. Las colecciones magníficamente seleccionadas que se pueden observar en The Cullen, The Olsen, The Blackman y The Larwill Studio homenajean a sus homónimos en entornos caracterizados por una elegancia contemporánea. Una excelente alternativa más económica en la que el estilo y la ubicación prevalecen sobre el tamaño es el Pensione Hotel, con su reducida habitación, por no decir diminuta, denominada Matchbox (caja de cerillas en inglés). Toda la comodidad y el diseño de un hotel boutique en un tamaño pequeño para descansar unas pocas horas entre excursión y excursión por la urbe. artserieshotels.com.aupensione.com.au

8:00 h: El aussie brekkie o desayuno australiano

sydney

Sydney: Para comenzar el día en modo playero, se recomienda desayunar en la playa de Bondi Beach. Encaramado sobre las rocas que se encuentran al norte, sobre la franja de arena, Speedo es el lugar ideal en el que disfrutar del paisaje, del sur y de los preciosos cuerpos de los lugareños, muchos de los cuales se dejan ver con poco más que el bañador. Resultan muy prácticas las etiquetas del menú, porque no cabe duda de que el viajero querrá dar buena cuenta en Instagram de los deliciosos platos y las asombrosas vistas del lugar. speedoscafe.com.au

sydney

Melbourne: Es posible que Melbourne no tenga playas de las que presumir; en cambio, su estilo de vida hípster urbano no tiene punto de comparación. En Fitzroy, el viajero podrá comer, tres veces al día, desayunos que se sirven durante toda la jornada, sin que desee probar ningún otro tipo de comida. Esta curiosa oferta gastronómica puede encontrarse en los innumerables cafés que abarrotan Brunswick Street. El ambiente informal y el nombre industrial de “Hammer and Tong”, apartado de la concurrida y animada vía pública, oculta el gran esmero con el que se elaboran hasta los platos más sencillos que pueden degustarse. hammerandtong.com.au

10:00 h: En el mercado

sydney

Sydney: Puede que los mercados Paddy’s Markets sean los más grandes, y Rocks Markets los más pintorescamente situados, pero si busca auténtico y exclusivo arte autóctono, artesanía y diseño, no hay nada mejor que Paddington Markets. Desde que el evento semanal se puso en marcha hace más de cuarenta años, ha presentado lo mejor de los productos australianos y ha proporcionado a marcas locales como Dinosaur Designs su primer punto de venta. Esté pendiente de las pequeñas empresas florecientes que pronto pueden llegar a ser las marcas más codiciadas. paddingtonmarkets.com.au

Mercado de Melbourne

Melbourne: Queen Victoria Market está en la ruta turística y por una buena razón. The Queen Vic es parte del tejido urbano. En él, los estudiantes compran frutas y verduras a buen precio, los foodies reciben su dosis de delicatessen internacional en el hall art déco de delicatessen, y todo el mundo, desde amantes de la moda a turistas, curiosean por las tiendas permanentes y casetas temporales de venta de arte, artesanía y souvenirs. En verano, los mercados nocturnos atraen multitudes con puestos de comida y música en vivo. qvm.com.au

12:00 h: Realice una visita artística

sydney

Sydney: La infraestructura (de transportes) es irregular y el tráfico notoriamente congestionado, pero hay una manera fácil de moverse en Sydney: en ferri. Compre un pase de un día y navegue hacia Taronga Zoo en busca de algunas de las mejores vistas del puerto, baje en Cockatoo Island para tener una idea de la historia militar y presidiaria de Sydney, o continúe todo el camino hasta Manly para disfrutar de una escapada al mar en un complejo turístico a tan sólo treinta minutos de la ciudad. No importa donde vaya, el viaje en sí es una recompensa. transport.nsw.gov.au

sydney

 

Melbourne: La campiña victoriana que rodea Melbourne es un paraíso foodie. Cinco regiones vinícolas se encuentran a una hora en coche de la capital; incluso en algunos casos los viñedos invaden los límites de la ciudad. Si busca rutas del vino, degustación de comida artesanal,  un paisaje costero espectacular, diversidad de paisajes y vida silvestre, todos accesibles en transporte público e incluso en  ferri, diríjase a la península de Mornington. Si no tiene mucho tiempo, es evidente que también puede probar la mayoría de estas delicias dentro de la ciudad. visitvictoria.com

14:00 h: Encienda su imaginación

sydney

Sydney: Hay algunos grandes museos en la ciudad, pero seamos sinceros, probablemente el sol esté brillando y en realidad usted no ha venido aquí por el arte o la cultura. Por suerte, el Museo de Arte Contemporáneo combina lo mejor de ambos mundos. Situado en el centro de Circular Quay, abarca un edificio de patrimonio hecho de arenisca y una ampliación moderna que muestra una colección ecléctica. La cafetería de la azotea y el jardín de esculturas son el lugar perfecto para disfrutar del clima y de las vistas de los alrededores. mca.com.au

Sydney

Melbourne: Como el clima es muy cambiante en Melbourne, siempre es buena idea tener un plan en caso de caer en un inusual día de lluvia, llovizna o incluso granizada. El Museo de Melbourne es el más grande del hemisferio sur y es un excelente lugar para comenzar. En él se expone la historia del estado de Victoria, su herencia indígena, la naturaleza y la vida silvestre en un moderno complejo en expansión. Las exposiciones también ofrecen pantallas interactivas para los niños y, si la lluvia realmente ha venido para quedarse, hay un cine IMAX. museumvictoria.com.au

16:00 h: Tiempo para un descanso

Sydney

Sydney: Puede parecer una trampa para turistas, sin embargo, el Opera Bar, situado casi justo debajo de uno de los edificios más famosos del mundo, ofrece algunas de las mejores vistas de la ciudad y más. El bar es precioso por dentro y por fuera, aunque usted seguramente querrá conseguir uno de los asientos al aire libre. Por suerte, hay suficiente para todos, incluso con todos los turistas, profesionales urbanos y amantes del teatro que se juntan para tomar algo y probar su excelente comida antes, durante o después de un evento. operabar.com.au

Sydney

Melbourne: El café es muy bueno en toda Australia, pero Melbourne produce excelentes mezclas especiales, mejores que en ninguna otra ciudad del país. Es muy probable que usted dé, en cualquier lugar en los suburbios, con una cafetería ridículamente seria acerca de sus granos, tuestes y métodos de preparación. Como en Industry Beans, donde el menú se lee como un manifiesto en defensa de la «tercera ola ». En el camino hacia el modestamente minimalista almacén que alberga la planta tostadora, también puede tachar de su lista turística «observar los grafiti de los callejones ». industrybeans.com

18:00 h: Puesta del sol

sydney

Sydney: Es tiempo de estirar las piernas de nuevo en un paseo por los Royal Botanic Gardens (jardines botánicos reales), mientras que el sol se pone lentamente detrás del Harbour Bridge y la Opera House se tiñe de un tono dorado. Mrs Macquarie’s Chair, un banco tallado en piedra arenisca en una península que se adentra en el puerto, es el lugar perfecto para ver el espectáculo y sacar algunas fotos impresionantes. rbgsyd.nsw.gov.au

sydney

Melbourne: Posiblemente Melbourne no tiene un paisaje natural que pueda competir con el puerto de Sídney, pero ofrece un paisaje metropolitano emocionante de rascacielos altísimos junto con lugares de moda urbanos como el Rooftop Bar. Vaya hasta arriba de Curtin House, por delante del restaurante eternamente popular Cookie y el siempre de moda bar Toff in Town, para unas bebidas y hamburguesas con vistas. Disfrute de la puesta de sol descansando en una tumbona, pero váyase antes de que comience el cine al aire libre. rooftopcinema.com.au

20:00 h: Fiebre de festivales

Sydney

Sydney: Desde el Día de Australia hasta el Festival de Sydney, o desde el Festival Laneway hasta la víspera de Año Nuevo, la ciudad siempre se encuentra en una fiesta permanente, aunque sea un poco, durante las fiestas nacionales, con artes escénicas o la música. En los últimos años, sin embargo, en ningún evento se ha iluminado literalmente tanto la ciudad como en Vivid. El festival de la luz, la música y las ideas consiste en eventos de pago, así como espectáculos audiovisuales nocturnos gratuitos, instalaciones y proyecciones que convierten Circular Quay, Darling Harbour y otros sitios en un derroche de color.

Sydney

Melbourne: En Melbourne, la fiebre de festivales afecta, durante todo el año, a niños, deportistas, amantes de la cocina, amantes de la música y fans del arte. No importa cuál sea la temporada, siempre hay un festival en alguna parte. Entre la apertura de la temporada de Fórmula Uno y la Australian Rules Grand Final, el autoproclamado Mejor Festival De Restaurantes Del Mundo y el mayor festival de comedia de Australia, el multicultural Moomba y el impresionante Festival St Kilda, la parte más difícil es decidir qué eventos puede perderse.

 

24:00h: Últimos pedidos

Sydney

Sydney: Una de las ventajas de esas vistas emblemáticas del puerto es que nunca envejecen. Todo lo que necesita hacer es encontrar un nuevo punto de vista y sobrevendrán nuevas exclamaciones y suspiros. Ábrase camino a través de las empedradas calles y empinadas escaleras, hasta llegar a la cima del distrito The Rocks y encontrar un bar impresionante en la azotea, con el aspecto de un agradable pub de barrio. El exterior tiene todo el encanto de 1920, pero el interior ha sido modernizado, y también la fabulosa azotea con sus vistas panorámicas. theglenmore.com.au

Sydney

Melbourne: A esta ciudad le encanta todo lo oculto, secreto y que implique la palabra callejón. En una cálida tarde, el bar Ponyfish Island, que pasa desapercibido en el río que separa Central Business District y Southbank, es preferible a un bar clandestino de poca monta. Para encontrarlo, cruce hasta la mitad del puente peatonal del Southbank desde la estación de Flinders Street y, justo cuando piense «bueno, ¿entonces dónde está esta isla?», mire hacia abajo. Ahí está, aferrándose al pilón central del puente, y ofrece un lugar extrañamente sereno en medio de la agitada ciudad. ponyfish.com.au

Antes de viajar

Lectura:

Sídney: En las Antípodas de Bill Bryson no es un libro intelectual, pero es una lectura fácil y entretenida que amenizará el largo vuelo a Australia, mientras que le transmitirá eficazmente algunos hechos esenciales sobre el país, su historia y su gente. Sólo un capítulo está dedicado a Sídney, pero el cuaderno de viaje presenta un montón de argumentos que defienden tanto la ciudad en particular y el país en general, como posiblemente los lugares más afortunados del planeta, lo que le pondrá en el estado de ánimo adecuado para su viaje.

Melbourne: Usted no va a llegar muy lejos en Melbourne, o, de hecho, en cualquier parte de Australia, sin oír hablar del héroe nacional Ned Kelly. En La verdadera historia de la banda de Kelly, galardonada con el premio Booker, Peter Carey captura, como en otras ocasiones, la lengua vernácula de Australia y la plasma en el papel, en este caso, al recrear vívidamente acontecimientos históricos. La máscara mortuoria del forajido y la famosa carta Jerilderie en la que se basa esta novela pueden encontrarse en the State Library of Victoria (la Biblioteca del Estado de Victoria), mientras que una rudimentaria armadura está en exhibición en Old Melbourne Gaol, donde Kelly fue ahorcado en 1880.

Cine:

Sídney: La mayor parte de Priscilla, reina del desierto está ambientada en el gran desierto de Australia y, sin embargo, en el fondo es una película acerca de Sídney. Tres transformistas «drag queens» (Hugo Weaving, Guy Pearce y Terence Stamp) recorren el camino que separa Sídney de Alice Springs, atravesando el Centro Rojo en un autobús que bautizan como Priscilla. Cuanto más lejos están de casa, más claro resulta que la liberal burbuja cosmopolita en la que han estado viviendo está muy lejos de la realidad de las zonas rurales de Straya.

Melbourne: Son innumerables las películas de gran repercusión mediática que se han realizado en Melbourne, y en la mayoría de ellas se ha hecho pasar la ciudad por otras ubicaciones, a menudo americanas. Salaam Namaste invierte la tendencia, al llevar una gran producción de Bollywood a las costas de Australia y establecer realmente la acción allí. Como era de esperar de una superproducción y comedia romántica india, muestra planos suntuosos, brillantes y coloridos de una ciudad llena de sonrisas, protagonistas cantando y una población atractiva en general con tendencia a bailar en público de manera espontánea.

Música:

Sídney: No es frecuente que los grupos de música, cantantes y compositores de Sídney le canten a su ciudad. En cambio, tienden a centrarse en un área específica, en canciones como Bondi (Elliott Weston), Darlinghurst Road (Noel Watson), Tamarama Doorslammer (Killers on the Loose) o Woolloomooloo Lair (The Bushwackers). Si usted puede hacerse con una copia, la compilación Somewhere in Sydney 30 Songs from the Harbour City es una perfecta selección de un buen número de estas canciones dedicadas a la ciudad, sus calles y barrios.

Melbourne: Melbourne no se hace llamar Music City (ciudad de la música) sin motivos, pero sus más famosos intérpretes no son precisamente conocidos por su sonido típicamente australiano. De Nick Cave a Kylie Minogue, Crowded House a Jet, las actuaciones de renombre internacional podrían fácilmente proceder del Reino Unido o los EE.UU. Hay, sin embargo, una nueva guardia que lleva el acento australiano de nuevo a las listas de música. La Triple J Hottest 100, lista de éxitos anual de música de Australia, cuenta con cada vez más bandas de Melbourne que cantan con acento australiano, como The Cat Empire, The Smith Street Band y Architecture in Helsinki.

Artículo escrito por Fiona Brutscher

 

Para acceder a artículos de viajes similares, visite el sitio web de American Express Essentials aquí  (todo el contenido en American Express Essentials es en Ingles).
Comparte este artículo con el hashtag #Latitudamex: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Etiquetas: , , ,

Los comentarios están cerrados.

Advertisement